¿Sabías que existen más de 15 mil monedas virtuales distintas? A cada rato surgen nuevas alternativas de inversión -es difícil mantenerse al día-, pero la mayoría desaparece rápidamente o no llega ni a los talones de esas que encabezan las listas cripto. Después de todo, hay criptomonedas pasajeras y criptomonedas con más futuro.

Las opiniones sobre monedas digitales son muy variadas: ¿es una burbuja? ¿Son la posta? ¿Demasiado inestables? Por eso hay que investigar, informarse y no dejarse llevar por el primer tweet que viste sobre el tema. Por eso, acá te armamos una lista con las 10 criptomonedas con más futuro. Una especie de introducción si estás buscando en cuál invertir hoy, o al menos, matar la curiosidad.

¿Cuáles son las criptomonedas con más futuro?

Algunas criptomonedas -a pesar de su historia o momentos determinados de caída- todavía tienen mucho potencial para ofrecer. Y no es que inventamos la pólvora con esta afirmación, sino que lo indican referentes en la materia. 

Proyectos sólidos, un buen equipo de desarrollo, una comunidad que las apoye y participación en sectores con potencial de crecimiento, hace que podamos distinguir cuáles son las mejores criptomonedas para invertir en 2022.

1. Bitcoin (BTC)

La primera de las criptomonedas, sigue siendo una de las más reconocidas y observadas. Además de ser la más usada, tiene la mayor liquidez y capitalización del mercado, y es muy fácil invertir en ella. Por esto mismo, es la más admitida como medio de pago en el mundo. E incluso, es moneda oficial en El Salvador (#dato). Es el oro de otra época, solo que un oro digital de fácil guardado.

2. Ethereum (ETH)

La madre de los contratos inteligentes y la segunda criptomoneda en popularidad y capitalización de mercado. Es mucho más que un medio de pago: es un sistema operativo que posibilita sectores del ecosistema cripto tales como las finanzas descentralizadas (DeFi), los NFT, los juegos blockchain y hasta el famoso metaverso. No, no, no hablamos de un chamuyero profesional. Es un poco más grande que eso, y te explicamos un poco más al final de esta nota.

3. Cardano (ADA)

Una de las criptomonedas baratas con futuro en 2022, al menos en contraste con su potencial. Al igual que Ethereum, es una plataforma de contratos inteligentes que, luego de algunas demoras con el objetivo de construir una blockchain aún mejor, finalmente está creciendo rápidamente de la mano de aplicaciones propias. 

¿Un dato? Se enfoca en las necesidades específicas de países en desarrollo. ¿Será una nueva moneda de curso legal?

4. Polkadot (DOT)

Otra de las estrellas del mundo cripto, Polkadot es una red entre diferentes blockchains que facilita la transferencia de datos y activos entre ellas, a través de parachains. Esto permite resolver las cuestiones de interoperabilidad y escalabilidad que suelen tener los protocolos en la blockchain. 

Además, incluye gobernanza en cadena, por lo que las personas usuarias tienen más voz en el desarrollo futuro de la red.

5. Binance (BNB)

El token del exchange quizás más popular permite diversificar en este gran sector, y tiene una cantidad finita, por lo que es cada vez más escaso y con tendencia a la subida de precio a largo plazo. 

Algunos de los aspectos positivos es que puede ser usado como garantía para solicitar préstamos en algunas plataformas, y se utiliza en el exchange descentralizado de Binance, cumpliendo con las obligaciones regulatorias de los países en los que opera.

6. Sandbox (SAND)

Una criptomoneda de un mundo virtual que ha crecido de la mano del anuncio de Facebook y su ¿utópico? futuro como metaverso. Definitivamente es una tendencia, y Sandbox tiene grandes inversiones por detrás.

7. Solana (SOL)

Otro token cuya tecnología se apoya en los contratos inteligentes, con el diferencial de ofrecer tiempos de procesamiento muy cortos en la blockchain. La competencia número 1 de Ethereum, juega fuerte la carta de mejores tarifas e impuestos.

8. Gala Games (GALA)

No podían faltar los juegos blockchain, y Gala permite a sus jugadores ganar y ser recompensados por ello. Con una gran variedad de juegos disponibles, y siendo su fundador Eric Schiermeyer -cofundador de la empresa de videojuegos en línea Zynga-, promete a largo plazo.

9. Avalanche (AVAX)

Una plataforma de contratos inteligentes más, se centra en la velocidad de transacción, bajos costes y ser eficiente desde un punto de vista de consumo energético en su funcionamiento. Punto a favor. Una buena alternativa a Ethereum en tanto es rápida y barata, y está creciendo de manera exponencial en número de usuarios.

10. Lucky Block (LBLOCK)

Un nuevo proyecto que promete: una lotería internacional basada en criptomonedas. Utiliza la tecnología Binance Smart Chain y ofrece la posibilidad de una lotería transparente y descentralizada. ¿El futuro de un nuevo sector cripto?

Y llegamos al final con la necesidad de remarcar una vez más, que el mercado cripto es tan atractivo y moderno, como volátil. Basta ver con lo que pasó con LUNA o UST, así que siempre te conviene investigar mucho antes de invertir, y estar al día con las cotizaciones y movimientos. A riesgo de parecer un disco rayado, también resaltamos la importancia de no poner todos los huevos en la misma canasta, que sería algo así como no destinar todos tus ahorros a invertir en criptomonedas; ¡diversificá! 

Pero, mientras tanto, acá tenés un lugar para empezar a conocer algunas de las criptomonedas con más futuro.

Palabras que aprendimos en esta nota: 

Blockchain: cadena de datos encriptados capaz de vincularse con otras cadenas (blockchains secundarias o sidechains), para mantener la seguridad y exclusividad de los archivos digitales encriptados.

Parachains: red de blockchain secundaria que busca transformar una red principal en un espacio de blockchains, lo que permite que desarrolladores presenten proyectos virtuales que se subastarán entre los usuarios de diferentes criptomonedas.

Metaverso: se compone de la palabra ‘meta’, que proviene del griego y significa “después” o “más allá”, y de ‘verso’, que refiere al universo. Podríamos decir que es un escenario diferente al que conocemos actualmente, -una espacio virtual- y que promete cambiar la forma en la que las personas interactuamos .