¿Te parece algo muy complicado? Esta nota es anti excusas. Queremos ahuyentar al cuco de la tecnología y echar luz sobre “esas cosas” que suenan difícil pero pueden ser el empujón que tu emprendimiento necesita. Vamos a explicarte cómo hacer una tienda online. Atenti a nuestros tips (guiño, guiño).

¿Cómo hacer una tienda online? Esta debe ser una de las preguntas más frecuentes que les surge a quienes están arrancando con un proyecto de empresa o ya tienen un emprendimiento avanzado. Así que seguí leyendo, ¡llegaste al lugar indicado! (cual Aladino cuando descubrió la lámpara maravillosa).

Fuera de broma, contar con un espacio en internet para mostrar tus productos o servicios, y venderlos, ya no es un chiche, ni un lujo ni un capricho. Es casi casi indispensable. Si no estás al alcance de unos clics desde el celu o la compu, te estás perdiendo un mundo de ventas y de clientes. El ecommerce es requisito y ley para llegar a más personas, aunque estén en otra provincia, o incluso -dependiendo el rubro- en otro país. 

¿Cómo crear una tienda online?

Tal vez te sorprenda, pero ya no hace falta contratar a alguien que programe el sitio web, a otra persona que lo diseñe y a alguien más para que lo mantenga operativo o que se encargue de toda la parte de ecommerce. Podés hacerlo todo por tu cuenta gracias a plataformas especializadas que funcionan como plantillas que personalizás según lo que necesites. Incluso en cuanto a diseño.

Shopify, Tiendanube, Empretienda, y Wix son solo algunas de las opciones que existen para que armes tu propia tienda online sin demasiado esfuerzo. Incluyen todo lo que necesitás: interfaz, diseño, carrito, métodos de pago. La experiencia completa.

Es más, si estás buscando cómo crear una tienda online gratis, estas opciones también sirven para arrancar y chusmear, ya que en general las plataformas ofrecen ciertas funcionalidades básicas de manera gratuita o un período de prueba. Para ir tanteando, ¿viste? Obviamente, si querés un paquete más completo o tener un dominio propio, vas a tener que pagar algo, aunque los valores no duelen mucho.

¿Cuánto cuesta tener una tienda online?

De las que ya te nombramos, las más económicas cuestan -en este primer trimestre de 2022- desde $500 al mes, o $399 + 2% por cada venta que hagas. Verás que los montos son razonables, y más si lo ves como una inversión inicial. Si llegás a ver que la cosa funciona, y que estás haciendo más ventas que antes, podés evolucionar tu plan y disfrutar otras prestaciones para llevar tu negocio al siguiente nivel.  

Tu ecommerce en 3, 2, 1…

El paso a paso que no sabías que necesitabas.

  1. Si todavía no lo pensaste, elegí el nombre y el dominio de tu tienda online. Tratá de que estén relacionados entre sí, para que lo reconozcan fácil. ¿Qué es un dominio web? Justamente la denominación única que recibe un sitio en internet y que te identifica, sin que puedan existir dos iguales. 

Humilde consejo: no la delires tanto en el dominio y evitá lo abstracto para aparecer en los resultados de búsqueda. Por ejemplo, si tenés un emprendimiento de productos de maquillaje, te recomendamos no poner cosas como www.coloresdeotragalaxia.com si tu negocio se llama Esteban Make Up. Es poético, sí, pero en este caso queremos que quienes andan googleando con interés en comprar lo que vendés, ¡te encuentren e ingresen a tu tienda! 

  1. Elegí la plataforma que vas a usar para armar tu tienda online. Leé un poco de reseñas en internet si no te podés decidir. ¿Cómo? ¡Fácil! Escribí en el buscador de internet cosas como “shopify opiniones”, “reseñas y opiniones de Tienda Nube”, “Beneficios de usar Empretienda”, etc. Vas a poder conocer las experiencias de las personas que ya las probaron, lo que es clave. Si bien algunas ofrecen muchas plantillas para hacer un hermoso ecommerce con aspecto profesional, otras son más flexibles y te dejan personalizarlas a gusto y piacere. El precio también es decisivo, lo sabemos. Algunas cobran en pesos argentinos, y otras en dólares. Acordate en este último caso del Impuesto País. Chequeá también cuáles te ofrecen soporte y ayuda cuando tengas dudas o no sepas cómo configurar tu tienda. Una vez que tengas a la ganadora, creá una cuenta y corroborá si necesitás un tutorial para conocerla mejor y configurarla, o te animás así como así. 
  2. Pensá si vas a comprar el dominio de entrada o no. Si preferís no hacerlo, no es grave: solo vas a tener la extensión delatora de la página en tu sitio web. Ejemplo: juguetesparamascotas.myshopify.com. Lo dejamos a tu criterio, pero para incursionar en este ámbito, está muy bien.   
  3. Utilizá las plantillas disponibles para agregar colores, logos y textos del estilo que gustes. ¡Animate a darle tu toque! Jugá y probá, la verdad es que son bastante intuitivas y te permiten experimentar y ver cómo queda antes de publicarla. Si tenés redes sociales, otros medios de contacto, y la dirección de una tienda física, ¡agregalas!
  4. Personalizá los productos de tu tienda online pensado en potenciales clientes. Una descripción completa y una foto realista pueden marcar la diferencia y concretar la venta. Explicá qué es, sus funcionalidades, tamaño, material de confección, colores disponibles, etc. No dejes cabos sueltos; un dato que falte es suficiente para que la persona dude o desista de agregarlo al carrito. Las descripciones más completas también tienen más chances de llevar tu producto a los resultados de Google o de cualquier buscador, así la persona que anda buscando ese artículo puede encontrarlo con más facilidad.
  5. Añadí todos los métodos de pago posibles: efectivo, link de pago, tarjetas de crédito, transferencias, etc. 
  6. Tal vez coincidas en que la opinión de los demás suele ser decisiva a la hora de comprar algo. Fijate si encontrás cómo agregar el espacio para que quienes ya probaron lo que vendés, puedan contárselo a otras personas. Sería como un boca a boca virtual.  
  7. ¿Tenés tiempo y querés un plus de valor para tus clientes? Armate un blog con contenido descriptivo y con info piola sobre tus productos. Lo bajamos a tierra: si una persona está tratando de comprar un aire acondicionado, va a valorar muchísimo si le explican qué prestaciones tiene que tener de acuerdo a la medida de la habitación en donde lo quiere instalar. Si en cambio, busca un juguete para alguien de 2 años, encontrar información autorizada sobre las mejores opciones para estimular la creatividad a esa edad, favorecer el desarrollo psicomotriz, y al mismo tiempo entretener de forma segura, seguramente será clave para definir la compra. ¿Quién mejor que vos para contarle todos esos detalles del rubro que mejor conocés?   
  8. Ahora solo falta revisar si todo quedó como te gusta, y darle “publicar”. Tranqui, nada queda tallado en piedra y vas a poder editarla más adelante.  

Hay cuestiones que vas a tener que considerar, por ejemplo el envío de los productos que vendas, y cómo te vas a organizar para responder las consultas que te dejen. Ambos puntos son requete importantes. Si todavía no lo estás haciendo, porfa creá una cuenta en Instagram y en Facebook para tu emprendimiento. Las redes son una gran vidriera.

Podés usarlas de manera completamente gratuita, o crear anuncios pagos. Van a resultar clave para incluir ahí el link de tu tienda, y también para comunicarte con tus potenciales clientes.   

¿La tenés uuuuun poquito más clara ahora? ¡Dale, animate a dar el siguiente paso y llevá tus ventas a otro nivel! Merecés que personas de todas partes del país conozcan lo que ofrecés. ¿Arranca o no arranca el negocio de remeras personalizadas con la cara de tu mascota?