Tiempo estimado de lectura: 3 min

Ayy, ¡qué lindo el amor! Paseos de la manito, noches de películas, conocer a los suegros. Y un día -tal vez- llega el casamiento. Y no es que por acá no tengamos corazón, pero con una mano en el bolsillo, es necesario hablar un poquito sobre lo que tenés que tener en cuenta antes del “sí, quiero”. 

Calcular el precio de este evento memorable es un mundo en sí, porque todo depende si querés tirar la casa por la ventana, o con el civil y una lluvia de arroz está bien.  

Team “con la firma en el civil me alcanza”

El casamiento, si lo hacés en el Registro Civil que te corresponde, puede ser bastante accesible, incluso económico. Dependiendo de la localidad en la que residan, van a necesitar llevar al menos dos testigos y los documentos de la pareja, básicamente. Sin embargo, los requisitos y tarifas varían de acuerdo a cada provincia o ciudad. 

Te dejamos acá un listado -que es un amor- para que conozcas qué trámites previos debés hacer, cómo se gestiona el turno, qué delegación del Registro Civil te corresponde, y las opciones en cuanto a lugares, días y horarios para celebrar el matrimonio.  

Podría suceder que después de poner la firma te den ganas de festejar con una rica comida, e invitar a personas especiales para recordar este día. Tampoco sería raro que quieras comprarte una pilcha linda y acomodarte un poco la peluca. Entonces… ¡a hacer cuentas! Prepará una lista de invitados y armá un presupuesto para la ropa y accesorios, como ramo y alianzas. ¿Todavía andás con un Nokia 1100? Ok, entonces tal vez deberías considerar contratar algún servicio de fotografía profesional. 

Team vincha corbata

Lo sabemos, te querés casar pero también querés terminar bailando sin zapatos y con la corbata de vincha. Si tu sueño es reunir familia y amistades para celebrar al ritmo del carnaval carioca, te ayudamos con información para que sea un poco más fácil hacerlo realidad. 

Un casamiento a todo trapo cuesta más y lleva más tiempo organizarlo. Repasemos algunos puntos a tener en cuenta: 

  • El salón y el catering: este costo representa alrededor del 50% de un casamiento y depende tanto de la cantidad de personas invitadas, como del estilo de celebración que quieran tener. Este es el primer punto a debatir, ya que implica los mayores gastos y es el puntapié inicial para planificar el resto. También varía de acuerdo a la época del año en la que quieran casarse. La temporada baja en Argentina es entre junio y agosto. Si el frío no es lo tuyo, vas a tener que manejar costos mayores.  

  • Ceremonia religiosa. Esto queda a elección de cada pareja y varía de acuerdo a su credo. Es un punto más a tener en cuenta porque puede implicar decoración del espacio, traslados hasta el lugar de la fiesta y alguna donación a la iglesia o pago de arancel.    

  • La pilcha. Además del vestido y el traje, hay que considerar los accesorios, zapatos, maquillaje y peinado. Ah… y un pequeño detalle: ¡ las alianzas! Si el presupuesto es un poco acotado y pensás que ese atuendo es de los que no volverás a usar jamás, hay lugares que alquilan ropa de etiqueta para la ocasión. Si también entrará en escena un vestido de novia, no descarten rescatar el de mamá o el de alguna abuela y darle un toque moderno. Por suerte eso ahora es un gesto chic, ecológico y muy sentimental. Lágrima asegurada.  
  • Decoración y ambiente: esta noche es especial y seguramente quieren que tenga su sello. El DJ, cotillón y decoración del salón también se suman al presupuesto. En este punto les recomendamos que se pongan de acuerdo qué quieren priorizar y en qué pueden ahorrar. Si bien es posible que los souvenirs hayan pasado de moda, aparecieron otros elementos con onda, como el kit anti resaca y los marcadores para que nadie se confunda de copa.  

  • Papelería. Enviar tarjetas impresas a cada domicilio, es un gran presupuesto y no es muy amigable con el medio ambiente. ¿Consideraste mandar una invitación digital por Whatsapp? ¡Hacé un video gracioso y nadie se va a olvidar de reservar la fecha!

  • Luna de miel. Después de la fiesta se viene el viaje, ¿o te habías olvidado? Elegir el destino de relax de la nueva pareja es una parte fundamental en cualquier casamiento. Un consejo: pueden incluirla dentro de la lista de regalos, para que sus invitados ayuden con una parte. 

El amor no tiene precio, y -aunque el casamiento sí- con organización todo es más simple. Contar con gente que te ayude es fundamental, como así también anticiparse y diseñar el festejo ideal con tiempo para evaluar opciones y precios. Y por supuesto, nunca perder de vista que lo importante es celebrar la unión de la pareja. ¿Vale la pena endeudarse por una party de 8 horas? Como diría la gran Karina Olga: “Lo dejo a tu criterio”.