¿Te está picando el bichito de tener un auto? ¿Soñás con dejar de esperar el colectivo a cualquier hora? Comprarte un vehículo es un gran paso para tener más libertad y poder disfrutar la calle cuando tengas ganas. Sin embargo, si vas a meter la mano en el bolsillo, primero tenés que saber cuánto cuesta mantener un auto.

Un vehículo implica gastos constantes: algunos varían según el uso que le des, mientras que otros son fijos. Así como te enseñamos a organizarte y armar un presupuesto, con tu nueva máquina vas a tener que hacer lo mismo. Recorré esta ayuda memoria para saber cuánto cuesta mantener un auto y, así, vas sintiendo el volante en tus manos.

El combustible no es infinito

Al momento de preguntarse cuánto sale mantener un auto, es imposible no tener en cuenta el combustible. Porque, por más que lo deseemos, el tanque no se llena solo. 

Una parte fundamental de mantener un auto, es considerar el costo del combustible. ¡No hay forma de escaparle a este ítem!

El gasto en combustible es lo principal que vas a tener que afrontar en el día a día, y un imprescindible para ponerlo en marcha. Al momento de elegir un vehículo, podrás optar por uno naftero, gasolero o con equipo de gas. 

Pedí asesoramiento para conocer el consumo promedio de los autos que te interesen, porque esto varía de acuerdo al tipo y tamaño del motor, a la velocidad a la que circules, y a los recorridos que hagas (en ciudad suele gastar más que en ruta). 

Atenti a las promos de acuerdo al medio de pago que elijas y si querés hacer un viaje con otras personas, ¡siempre viene bien hacer una vaquita y dividir el gasto! 

Todo en regla

Sí o sí vas a tener que contar con un seguro antes de poner primera, aunque podés elegir la compañía aseguradora y el tipo de cobertura:

  • Cubre daños ocasionados a terceros.
  • Además de daños a terceros, te protege contra robo total, incendio total y destrucción total del vehículo por accidente.  
  • Contempla daños a terceros, robo total y/o parcial, incendio total y/o parcial y destrucción total del rodado por incendio o por accidente.

Otro de los gastos ineludibles es el de la patente, que varía según la localidad en la que lo registres y la antigüedad modelo del vehículo. 

Mantenimiento

El mantenimiento es muy importante para circular con seguridad: por vos y por quienes te rodean. Conseguí un mecánico o taller de confianza para realizar el service preventivo cada 10.000 o 15.000 kilómetros, o por si surge un imprevisto. Y preparate para hacer frente al costo de mantenimiento de un auto.

Mantener un auto correctamente implica realizar revisiones técnicas periódicas. No te olvides de visitar el taller.

Por otro lado, la Verificación o Inspección Técnica Obligatoria es un trámite que debés hacer de forma periódica para circular por todo el país. Según la antigüedad del auto y la provincia en la que te encuentres varía la frecuencia de revisión.

Estacionamiento

Si no querés dejar el auto en la calle, el garaje o playa de estacionamiento insumen una parte importante del presupuesto. Chequeá precios por tu zona y los horarios de apertura y cierre. 

También podés prestar atención en los cartelitos que suelen pegar en algunos edificios ofreciendo espacios en alquiler en cocheras privadas. 

Por último, no te cuelgues con el estacionamiento medido en la calle. ¡Multas, no las queremos!

Lavado

Siempre te reíste del “lavame, sucio” que se lee en los vidrios de los vehículos, ¿no? Si querés evitar que el tuyo también te hable así y te deje en evidencia, la limpieza es fundamental. 

Para cada necesidad hay un servicio, en general los lavaderos ofrecen distintos tipos de limpieza. Podés optar por un aseo superficial con más frecuencia y, de vez en cuando, hacerle un lavado profundo que incluya aspirado y encerado. ¡Nada más lindo que un auto limpio y con olorcito fresco! 

Ahora sí, con tanto dato podés darte una idea de cuánto cuesta mantener un auto. ¿Tu presupuesto lo permite? ¡Genial! Entonces ya podés ir preparando la playlist “música para viajar”.