Inflación, devaluación, guerra de precios, caída del Bitcoin, etcétera, etcétera y más etcéteras. Entre tantas noticias que nos mueven el piso, no pedimos mucho, ¿no? Con que nuestros ahorros resistan el agitado siglo XXI vamos bien. Entonces, ¿qué dirías si la forma de que esto pase es poniendo un plazo fijo en Argentina?

Bueno, quizás no sea la olla de oro al final del arcoiris, pero últimamente un plazo fijo en Argentina demostró ser un poquito más estable que otros métodos de ahorro e inversión que veníamos amando.

Pero, ¿qué plazo fijo conviene entre los que existen hoy en día? ¿Cuánto puedo llegar a ganar, por ejemplo, con 50 mil pesos? Tipos, intereses, rendimientos. ¡Todo te lo contamos acá!

¿Qué es un plazo fijo?

Los plazos fijos son depósitos que hacen las personas al banco durante un período determinado. Cuando vence este plazo, la entidad devuelve la plata junto con una suma correspondiente a los intereses.

O sea, en lugar de tener la plata parada en la cuenta, consolidás un plazo fijo que no solo “guarda” esa cantidad de dinero sino que, además, te otorga un extra en concepto de intereses.

Los tipos de plazos fijos más comunes

  • Plazo Fijo Tradicional: los depósitos más básicos y simples. Solo elegís la cantidad de plata y el plazo, así como la moneda. Estos plazos fijos no pueden ser cancelados hasta su fecha de vencimiento. En otras palabras, el dinero te queda inmovilizado hasta la fecha acordada. 

  • Plazo Fijo Precancelable: se hacen con un mínimo de 180 días y te permite sacar la plata en cualquier momento, después de los 30 días de consolidado el plazo, aunque con menos intereses. Si no cancelás anticipadamente, cobrás el interés completo.

  • Plazo Fijo UVA: con un plazo mínimo de 90 días, te permite obtener un interés generado por una tasa fija y un componente variable, la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), que se ajusta según el índice Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). Es decir, que refleja la evolución de la inflación. 

¿Cómo se calcula el plazo fijo UVA? Cuando vence el plazo, cobrás la tasa fija más la cantidad de UVAs multiplicadas por la cotización del momento, y va a depender del valor de la UVA al finalizar el plazo.

¿Qué plazo fijo conviene más?

Las tasas de interés han subido bastante en los últimos tiempos por iniciativa del Banco Central, que busca sostener el valor del peso y los rendimientos de los ahorros de quienes viven en Argentina, así como incentivar el ahorro en moneda local. Con el contexto mundial incierto que nos toca vivir, sumado a la inflación, es difícil prever qué pasará a futuro.

En este sentido, distintos especialistas coinciden en que el rendimiento del plazo fijo UVA es el que más se acerca a darle pelea a la inflación. Y a corto plazo, es la mejor opción entre los tipos de plazos fijos.

Hoy, la tasa de interés de un plazo fijo tradicional es del 53% nominal anual, lo que implica un 4,4% mensual. Basta con googlear para ver que la inflación últimamente anda por ahí, o sea que a lo sumo empatás ese porcentaje. En otras palabras, tu ganancia igualaría el aumento de precios. 

Por eso, si pensás consolidar un plazo fijo durante un tiempo corto, quizás te conviene más ir por los intereses del plazo fijo UVA, que se ajustan por inflación.

Si invertís $50.000 por 30 días a plazo fijo tradicional, ganarías alrededor de $2.178,08.

Si en cambio dejarías $50000 inmovilizados en un plazo fijo tradicional por 60 días, obtendrías aproximadamente $4.428,77. Si fuese durante 90 días, ganarías $6.534,25. 

Podés simular tu propio plazo fijo en algunas de estas entidades:


BBVA

Banco Nación

Banco Provincia

HSBC

ICBC

Para ver si esta opción es para vos, te recomendamos que hagas el test del inversor.

Elijas lo que elijas, acordate que la mejor opción es invertir y no dejar la plata debajo del colchón.