5
(2)

Necesito trabajo. Un pensamiento, una urgencia, un deseo. El primer trabajo o la primera búsqueda laboral puede darse a diferentes edades y por diversas razones, pero en general hay un obstáculo en común: la falta de un título universitario y/o de experiencia.

Estas dificultades siguen existiendo -tampoco vamos a negar la realidad-, pero cada vez hay más oportunidades para dar los primeros pasos en el mundo laboral antes de terminar una carrera o, directamente, sin haber comenzado una. En parte es gracias al trabajo online, pero también es porque hoy en día se necesitan otro tipo de habilidades que no necesariamente se aprenden o adquieren en universidades o terciarios, haciendo que el “necesito trabajo” no sea sinónimo de “necesito un título”.

¿Esto quiere decir que ir a la universidad es inútil? ¡No, para nada! Más bien, todo lo contrario. Pero digamos que existen opciones con buena salida laboral, alguito más flexibles. Tampoco queremos que se use la falta de un título de grado como excusa para tirar la toalla. Veamos un poco más el tema.

¿Cuán importante te parece el título universitario o terciario para conseguir trabajo?

La vida después de la universidad

Dejar una carrera no es novedad. A ver, hablando con honestidad, tener que elegir el estudio que -se supone- va a determinar buena parte del resto de tu vida, es un poco heavy. Sin presiones, pero posiblemente lo que estudies durante los próximos años va a ser a lo que te dediques el resto de tu vida. Intimida un poco planteado de esa manera.

Obvio que ya no es tan así y, sobre todo en países como el nuestro donde la educación superior es más accesible -hola universidad pública-, cambiar o dejar una carrera no es imposible. Además, hay personas muy decididas que eligen no seguir estudiando. Claramente ninguna de estas situaciones es el fin del mundo, y tampoco debería implicar la imposibilidad de conseguir trabajo.

En parte, esto es gracias a Internet y la democratización del acceso al conocimiento. Hoy en día son pocas las cosas que no puedas aprender online con la suficiente dedicación y perseverancia. Pero también es cierto que hay trabajos que se aprenden haciendo, y no atrás de pilas de textos y resúmenes.

¿Un título te da más chances? Puede ser, en muchos lugares sí. También es obvio que hay campos que requieren de conocimientos muy específicos. Pero eso no quiere decir que no haya oportunidades.

Trabajos sin títulos universitarios

No tener un título universitario no quiere decir que no tengas formación, y acá está el quid de la cuestión. Existen todo tipo de cursos gratuitos o muy accesibles en Internet que pueden ayudarte a desarrollar tu carrera profesional y tu negocio, así como mejorar tus habilidades para un nuevo mundo digital que afecta, inevitablemente, el mundo del trabajo. 

El mundo está cambiando y las grandes (y largas) carreras universitarias resultan a veces y por momentos obsoletas, sobre todo cuando el mundo VUCA (contexto de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad) te obliga a ser versátil y ágil. Pero también  me pregunto si dejarías que alguien que no pasó por el ámbito académico te haga una intervención quirúrgica. ¡Seguramente no! Ojo, con esto no quiero decir que pasar por la universidad te de garantías de éxito, sino que hay un complemento entre el estudio y la experiencia.

Vanina Armesto, Head of Talent Acquisition & Tech People en Naranja X

Capacitarse siempre debe verse como una inversión

Ya sea porque necesitás unos mangos más mientras estudiás, porque no querés hacer una carrera universitaria, o porque hiciste una y ahora querés cambiar tus rumbos laborales, el mundo online es una buena forma de buscar eso que estás necesitando en términos de formación profesional. ¿Conocés Google Activate? Son capacitaciones gratuitas disponibles en internet. ¡No te las pierdas!

Google Activate: visitá este sitio para capacitarte gratis

Obviamente no vas a aplicar a una búsqueda de ingeniería si no tenés idea del tema, ¿no? Pero los cursos virtuales pueden ayudarte a llenar esos huecos de conocimiento que quizás te faltan para un puesto. 

La mejor inversión SIEMPRE, SIEMPRE, es la educación y el conocimiento, en el formato que podamos y elijamos.

Vanina Armesto, Head of Talent Acquisition & Tech People en Naranja X

 

¿Qué valores tenés que tener para arrancar este camino?

  • Determinación y voluntad, porque hay que ser constantes.

  • Confianza en vos, tené fe de que lo vas a lograr.

  • Astucia para dar en la tecla justa y adaptarte a las situaciones que aparezcan en tu camino.

  • Pasión, fundamental para hacer cualquier cosa, pero sobre todo cuando se trata de estudio y trabajo.

  • Y, obvio, ganas de demostrar que el título no es lo que te garantiza el éxito laboral, sino que son tu desempeño y tus habilidades.

¿En qué trabajos podés incursionar incluso si no tenés el título en la mano? Asistente ejecutivo, secretarías de todo tipo, creación de contenido digital, programación y desarrollo web, diseño gráfico, representante de ventas, fotografía, analista de datos, estilista y manicura.

La lista sigue, sobre todo si hiciste aunque sea una parte de la carrera universitaria involucrada.

¿Mentes privilegiadas o perseverantes?

Hay varios ejemplos de personas muy exitosas que se abrieron paso en un mercado competitivo y la rompieron con sus emprendimientos o ideas. Y aunque solo veamos un recorte de su historia, no todo fue esplendor y fortuna. En su camino existieron obstáculos, pero siguieron:

  • Michael Saul Dell: fundador y CEO de Dell Inc., uno de los principales vendedores de computadoras en el mundo. Capaz que hasta tenés una de esas en tu casa. 
  • Steven Paul Jobs ​​​​ fue un empresario, diseñador industrial, magnate empresarial, propietario de medios e inversor estadounidense. Fue cofundador y presidente ejecutivo de Apple​.
El teléfono que vende la marca Apple

  • Oprah Winfrey: la reina de la televisión. Meses antes de graduarse de Tennessee State University, abandonó su carrera en Comunicaciones y Artes Escénicas para aceptar un trabajo de copresentadora de noticias en un canal de televisión local. Según Forbes, posee una fortuna de $3 mil millones y es la única mujer afroamericana en su lista de Los 400 estadounidenses más ricos. 

Sí, hay excepciones en la historia, como Jobs y Dells, pero eso no quita que el paso por una carrera que demanda esfuerzo, dedicación, pasión y sobre todo determinación y confianza en vos para sortear las vicisitudes que te cruces en el camino, sean importantes para encontrar aquellos trabajos que te permitan generar impacto en el mundo.

Vanina Armesto, Head of Talent Acquisition & Tech People en Naranja X

Prepará los pochoclos

Resulta que encontramos una peli bastante inspiradora y con alguna que otra moraleja. Tal vez ya la hayas visto, pero hoy queremos que la analices desde una nueva perspectiva, y con más sentido crítico. Se llama Jefa por accidente, se estrenó en el 2018 y cuenta con las actuaciones de Jennifer López y Milo Ventimiglia (sí, sí, el papá fantástico de This is us). 

La protagonista de esta historia tiene un gran conflicto personal por no haber obtenido títulos universitarios, y claramente lo vive como una frustración. Cuando tiene la oportunidad, llega a un puesto jerárquico y demuestra todas sus capacidades y experiencia. 

La película deja al desnudo algunos prejuicios de ciertas compañías que valoran más la educación formal de una persona, que su empuje, trayectoria y habilidades blandas. Sin embargo también elegimos rescatar esa parte alentadora en donde se demuestra que eso no tiene que ser una excusa para dejar de prepararnos y perder la oportunidad de superarnos y crecer financieramente.

Cocodrilo que se duerme…

Ojo, que tener un título universitario tampoco garantiza nada, eh. Todos los trabajos cambian con el paso de los años, y en el presente de transformación digital que vivimos, estos cambios ocurren todavía más rápido. Así que siempre está la necesidad de seguir formándose, actualizando los conocimientos y/o aprendiendo las novedades que trae el mercado. ¿Quién dijo que trabajar era fácil? O peor, que en algún momento se dejaba de estudiar.

Cuando el “necesito trabajo” aparece, por la razón que sea, no hay chance de quedarse de brazos cruzados. 

La educación superior no es suficiente por sí sola para tener éxito laboral hoy día. El talento y el sacrificio suelen ser la clave. 

Entonces, podemos decir que hay que aprovechar las oportunidades de acceder a la educación y capacitación siempre que podamos. Existen algunas opciones gratuitas que solo requieren internet y tiempo. Si dejamos una carrera para tirarnos en el sillón a ver tele, vas a dejar tus posibilidades de éxito y progreso libradas a la suerte. ¡No es por ahí! Si vas a abandonar la facu, debería ser para estudiar o investigar eso que te apasiona, sea algo formal o no.  

La experiencia y las habilidades blandas (buen trato, empatía, capacidad de escucha, capacidad para administrar el tiempo, pensamiento creativo, resolución de conflictos, trabajo en equipo) también pueden marcar la diferencia. 

“Si sos muy talentoso y no fuiste a la universidad, tal vez necesites unos 10 o 20 años para alcanzar lo mismo que alguien que lo logró con un título universitario. No es imposible, pero se necesitan trabajar muchos años para alcanzar reconocimiento”, opina Bryan Caplan, profesor de Economía de la Universidad George Mason, de Virginia, Estados Unidos. 

Como siempre dicen: el conocimiento es poder, y también puede ser plata. Así que, ¿por dónde vas a empezar?

¿Nos contás qué te pareció este contenido?

Promedio 5 / 5. Cantidad de votos 2

Todavía no hay votos, ¡es tu oportunidad de primerear!

Nos rompe el corazón que la nota no te sirva

Danos la chance de mejorar, porfa.

¿Tenés alguna sugerencia? ¡Te leemos!