4.8
(20)

Una tarjeta de crédito o un préstamo personal pueden ser muy útiles en ciertos momentos en los que tenemos algún proyecto entre manos, o simplemente necesitamos financiarnos. Es en este contexto en el que aparece en escena el scoring crediticio, aunque a veces no es muy evidente, o no lo tenemos tan en cuenta. 

Terminar la escuela no nos salvó de las calificaciones, ya que el scoring crediticio vendría a ser el boletín o la libreta del mundo adulto, porque nos señala como personas aptas o no para acceder a algún tipo de financiamiento de bancos y entidades financieras. La pregunta es qué pasa cuando desaprobamos: ¿nos vamos a diciembre, o hay que recursar? ¿Tenemos chances de mejorar la nota en el futuro?

Para muchas personas, calificar positivamente en lo que es un modelo de scoring es muy difícil. Y así, quedan fuera del sistema una y otra vez. Por suerte, para llevar una respuesta a este problema, desde Naranja X planteamos una solución innovadora: un scoring alternativo.

Pero vayamos paso a paso. Veamos que es el scoring, para qué sirve y, de yapa, cómo saber mi scoring crediticio.

¿Qué es el scoring crediticio y para qué sirve?

Es un sistema de clasificación previo a que un banco o entidad te otorgue un préstamo o algún producto similar. Se trata de un número que miran las entidades financieras para evaluar tu capacidad de pago, y así saber si, eventualmente, podrías devolver la plata que pediste prestada… o no.

20 millones de personas no poseen historial financiero.

El que te aprueben el préstamo o la tarjeta de crédito va a depender de si esta cifra -que es justamente el scoring- es “buena” o “mala”.

La realidad es que no deja de ser un programa informático, un algoritmo que analiza distintos aspectos de tu actividad financiera y de tu historial para entender si sos más o menos riesgoso como cliente, de forma objetiva. En algunos casos, esta decisión es más que nada informativa, pero en muchos otros, es la determinante. Y si el scoring tradicional te rechaza, no hay con qué darle. En realidad no había, hasta que surgió el scoring alternativo. 

¿Cómo saber mi scoring crediticio?

Internet es servicio, y actualmente existen algunas páginas web que te permiten hacer una simulación de tu scoring crediticio para que no te desayunes una sorpresa amarga en caso de recibir un mal resultado.
Podés consultar gratis tu scoring crediticio en la aplicación Tirr, o chequear cómo anda tu salud financiera en la Central de Deudores

¿Qué tiene en cuenta el scoring?

El scoring procesa diferentes tipos de información y puede variar según los datos que la entidad bancaria o financiera prioricen. Generalmente la data se divide en dos grandes bloques: la aportada por el cliente para la operación, y aquella que ya está dando vueltas en la Matrix, es decir, en el sistema financiero mismo.

Así podemos encontrar que los bancos miran cuestiones como los ingresos de la persona que solicita el financiamiento, justificación de la finalidad, documentación sobre el cumplimiento de otros préstamos, o qué bienes hipotecar si no cumplís con lo pactado. También está la información interna: datos personales, vinculaciones financieras, historial crediticio, declaraciones de bienes personales anteriores, integración -o no- de las listas de morosos, etc.

El problema está en las ocasiones en que el sistema dice que no en función de una falta de historial crediticio, o por no contar con un empleo formal -algo nada raro-, o si la persona ni siquiera estuvo bancarizada anteriormente. 

Y acá es donde empezamos a buscar una solución. “La falta de conocimiento hace que casi la mitad de la población esté excluida del sistema financiero, y no sean considerados como potenciales o futuros clientes”, señaló Mariano Tittarelli, Chief Risk Officer en Naranja X. ¡Qué puestito tiene Mariano, eh! Nada más y nada menos trabaja en un área que analiza opciones para incluir a más personas al sistema financiero. 

¿Demasiado bueno para ser real? ¡No no, tranqui que no hay gato encerrado! Naranja X se propuso que así sea. ¿Por qué? Porque hay formas de que cada vez más gente acceda al crédito, y que eso siga siendo rentable y con menos riesgo. Es cuestión de usar la tecnología a nuestro favor, y volver a mirar con más detalle a quienes el scoring tradicional rechazó. 

Qué hacemos desde Naranja X. Busca construir confianza, entender el comporamiento y facilitar el acceso al crédito. 
Junto con la fintech FINDO. 
Tecnología que tiene puentes con quienes carecen de identidad financiera. 
Incluimos personas rechazadas por el score tradicional.

Si el scoring no va a Mahoma, Mahoma va a al scoring

Si el scoring tradicional te rechazó, entonces busquemos un scoring alternativo. Esta fue la lógica detrás del sistema de score mobile que desarrollamos junto a Findo, una Fintech internacional, para incluir a las personas que fueron rechazadas en el modelo tradicional.

“Estas herramientas buscan encontrar una forma de construir confianza, mediante tecnología que permite tender un puente, entender el comportamiento de las personas, y facilitar y expandir el acceso al crédito a quienes carecen de una identidad financiera”, indicó Tittarelli al respecto.  

El modelo de scoring que desarrolló Findo es de alto poder predictivo en función del volumen de datos alternativos que analiza, y ayuda a tomar decisiones responsables e inclusivas respecto de si otorgar o no un tipo de financiamiento. ¿El resultado? 100.000 personas incorporadas al sistema financiero entre enero y agosto de 2022. Personas que encontraron en Naranja X una buena oportunidad, al igual que las más de 51 mil que fueron dadas de alta durante el 2021.

“El sistema de scoring alternativo puede incluir a personas que no tenían acceso al crédito, ya que los scores tradicionales no los calificaban bien. Los nuevos scores, no se fijan solo de la experiencia pasada de los clientes, toman otras variables que permiten acceder a gente sin este historial”, explica Mariano Tittarelli, Chief Risk Officer en Naranja X.

Parte de nuestra estrategia de inclusión financiera es ofrecer una oportunidad a cada persona, permitirle el acceso a servicios y que pueda ir construyendo su historial de comportamiento, ya que notamos que el 40% de los nuevos clientes de cada mes están ingresando por primera vez a este increíble mundo. 

“Recabando más de 10.000 variables del usuario, se logra una comprensión más completa del perfil de las personas, su comportamiento, capacidad de endeudamiento y repago, permitiendo así calcular su solvencia y abrir nuevas oportunidades de acceso a quienes el modelo de análisis convencional hubiese rechazado”, cuenta Ignacio Ortega, Co-Founder y COO de Findo.

Qué información tiene en cuenta Findo

Ortega remarcó que la tecnología que usan permite analizar datos sociodemográficos como nivel de estudios, características de la vivienda, comportamiento de pago online, y geolocalización, entre otros. “Así logramos obtener un retrato más acabado del perfil de los solicitantes”, agrega. 

El perfil de clientes que se benefician con el scoring alternativo

El cofundador de Findo nos deja mandíbula balcón cuando resalta que el 70% de las personas carecen de historial crediticio. ¡Es un montón! “Tienen una ocupación y actividad económica: son emprendedores, trabajadores independientes o cuentapropistas; tienen un empleo u oficio, por lo tanto ingresos que se pueden inferir, y en general son por primera vez titulares de una tarjeta de crédito, o acceden a un préstamo gracias al cambio de óptica”, señala. 

¿Cómo andamos, del 1 al 10?

No sé si te acordás, pero cuando hablamos del scoring crediticio tradicional, te mostramos una clasificación con números de 3 cifras. 

Así categoriza el scoring tradicional

A Findo le pareció una buena idea simplificar la clasificación.  “Luego de conjugar todas las variables, el sistema arroja un número del 1 al 10, siendo 1 el menor puntaje obtenido”, grafica Ignacio Ortega. Está bueno, ¿no? Clarito, clarito. 

Fuente: Findo

Aprovechá el scoring alternativo

En Argentina, más de 20 millones de personas no cuentan con acceso al sistema financiero, y no son tenidas en cuenta por el scoring crediticio tradicional de los bancos. O peor: directamente son rechazadas. Frente a esta situación, desde Naranja X planteamos una estrategia inclusiva, concreta y efectiva. 

¿Qué tenés que hacer para que te evaluemos con el sistema de scoring alternativo? ¡Solicitar la tarjeta de crédito de Naranja X acá! Así de simple. 

Si quedaste manija con el tema -te entendemos porque nos viene pasando- te dejamos más información interesante sobre Findo, que nos acompaña y banca de lo lindo en este proceso de inclusión financiera.

¿Qué es el Score Findo?

Findo es una fintech que desarrolló un score Mobile para predecir comportamiento de población que tiene escasa información en el sistema financiero formal, o que carece de historial crediticio. Es una aliada clave de instituciones financieras que evolucionan sus modelos de riesgo, brindando oportunidades a personas que hubieran sido rechazadas con una mirada tradicional. 

¿Cómo funciona?

Mediante el uso de Big Data y mecanismos de inteligencia artificial, Findo recaba y procesa grandes volúmenes de información en tiempo real y calcula un puntaje, un ranking que se complementa con el scoring tradicional y mejora la predicción de la voluntad y en la capacidad de repago de las personas.

A través de una app o incorporando un módulo tecnológico a los canales digitales de la entidad financiera, cientos de miles de personas que históricamente fueron invisibles o excluidas, hoy tienen una primera oportunidad. Este mecanismo tiene un gran potencial en términos de mercado, ya que permite a las entidades financieras expandir sus servicios de calidad llegando a nuevos segmentos controlando el riesgo por mora. A su vez, el impacto social es transformador y promueve la inclusión financiera de manera sustentable. 

¿Nos contás qué te pareció este contenido?

Promedio 4.8 / 5. Cantidad de votos 20

Todavía no hay votos, ¡es tu oportunidad de primerear!

Nos rompe el corazón que la nota no te sirva

Danos la chance de mejorar, porfa.

¿Tenés alguna sugerencia? ¡Te leemos!