4.7
(21)

Si querés que tu negocio sea rentable, no solo tenés que vender -disculpas por la obviedad- sino que debés ser capaz de gestionar y analizar todo el dinerillo que entra y sale. El objetivo es obtener esa métrica financiera que llamamos flujo de fondo, que en criollo es lo que mide el éxito de tu comercio. 

Acá no estamos para juzgar a nadie, pero sabemos que hay situaciones en las que parece que las cuentas no dan. Y como el único desorden inofensivo es el del cajón de las medias, te invitamos a analizar tus movimientos financieros para escapar de toda duda. ¡Y de las deudas ni te digo!

La clave es reconocer el flujo de fondos, es decir, los movimientos de dinero dentro y fuera del negocio durante un período específico. Esto te ayudará a saber si el comercio es viable, pero también a tomar decisiones a futuro. 

¿Qué es el flujo de fondos?

El flujo de fondos de un comercio o emprendimiento es la herramienta que te ayudará a reconocer los movimientos financieros de entrada y salida dentro de un período, por lo general no mayor a un año, y por los cuales podrás identificar cuán rentable y exitoso es tu negocio.

Veamos por parte cada uno de los conceptos básicos que tenés que conocer.

Cuando hablamos de entradas de efectivo, nos referimos a todas las fuentes de dinero que ingresan al negocio, incluyendo las ventas de productos o servicios, ingresos por inversiones, préstamos recibidos, y otras yerbas.  

Las salidas de efectivo, por tanto, son las formas en que el negocio gasta o invierte dinero, haciendo pago a proveedores, pagando salarios de empleados, alquiler, impuestos, compra de inventario, y gastos de marketing.  

Pero esto no termina acá, hay otro concepto que tenés que conocer y es el de flujo de caja neto, que se refiere a la diferencia entre las entradas y salidas de efectivo durante un período específico.  

De esta manera, un flujo de caja neto positivo indica que el negocio está generando más dinero del que gasta, lo cual es una señal de buena salud financiera. Mientras que un flujo de caja negativo indica que el negocio está gastando más de lo que gana, lo que puede ser insostenible a largo plazo.

¿Cómo calcular el flujo de fondo?

Calcular el flujo de fondos de tu negocio es muy simple, pero requiere de toda tu atención al detalle. Aquí te compartimos un paso a paso amigable.

Paso 1. Reuní toda la información financiera 

Antes de comenzar, tené a mano todos los registros financieros de tu negocio, desde estados de cuenta bancarios, recibos de ventas, facturas de proveedores, registros de nómina y cualquier otro documento que refleje entradas y salidas de dinero.

Paso 2. Organizá las entradas y salidas de efectivo

Dividí tu información financiera según sean entradas o salidas de efectivo y clasificá cada transacción. Esta organización te permitirá tener una visión clara de cómo se mueve el dinero en tu negocio.

Paso 3. Calculá el flujo de caja neto

Una vez organizadas las entradas y salidas, restá el total de las salidas del total de las entradas. El resultado es tu flujo de caja neto. Este número te dirá si tu negocio está generando más dinero del que gasta o si necesita ajustar sus gastos para mantener la estabilidad financiera.

¿Qué analiza el flujo de fondos?

El análisis del flujo de fondos proporciona información valiosa sobre la salud financiera de tu negocio. Aquí te explicamos qué aspectos clave podés tomar de este análisis.

  • Entender la liquidez de tu negocio, es decir, su capacidad para cubrir gastos inmediatos. Por ejemplo, un flujo de caja positivo indica que tenés suficiente efectivo para enfrentar imprevistos y oportunidades de inversión.
  • Evaluar la rentabilidad. Si tus entradas de efectivo son consistentemente mayores que tus salidas, cumple con un requisito indispensable.
  • Identificar áreas donde mejorar la gestión de tus recursos. Por ejemplo, cuando detectás gastos innecesarios o identificás oportunidades para aumentar tus ingresos.

¿Qué negocios necesitan un flujo de fondos?

El flujo de fondos es vital para cualquier tipo de negocio, sin importar su tamaño o industria, y para dejar esto claro te compartimos algunos ejemplos:

  • Para los pequeños comercios, gestionar el flujo de fondos es esencial para mantener operaciones diarias y planificar el crecimiento. Sin una buena gestión del flujo de fondos, estos negocios pueden enfrentar dificultades para pagar proveedores o empleados.
  • Las startups, especialmente en sus etapas iniciales, necesitan un flujo de fondos sólido para asegurar su viabilidad. Un buen manejo del flujo de fondos permite a las startups reinvertir en el negocio, desarrollar nuevos productos y expandir su mercado.
  • Para las empresas que están en proceso de expansión, el flujo de fondos es una herramienta de gran ayuda para financiar nuevos proyectos, abrir nuevas sucursales y contratar más personal. Un flujo de fondos positivo asegura que la expansión sea sostenible a largo plazo.


Acabamos de atestiguar un contenido clave para tomar buenas decisiones, asegurar la viabilidad a largo plazo, y aprovechar oportunidades de crecimiento. No más pruebas señor juez 😉.

¿Ya leíste esta nota? 👉 ¿Cómo gestionar mi negocio desde Comercios Naranja X?

¿Nos contás qué te pareció este contenido?

Promedio 4.7 / 5. Cantidad de votos 21

Todavía no hay votos, ¡es tu oportunidad de primerear!

Nos rompe el corazón que la nota no te sirva

Danos la chance de mejorar, porfa.

¿Tenés alguna sugerencia? ¡Te leemos!