5
(45)

Llegando a la meseta de mitad de año puede ser que estés haciendo la planchita y nada emocione tu presupuesto, pero también puede que andes buscando unos bracitos inflables para mantenerte a flote. La buena noticia es que si estás en relación de dependencia, ya podés activar la cuenta regresiva para recibir el primer medio aguinaldo 2024.

¡Qué buena bocanada de aire para revivir tus finanzas!

¿Qué es el aguinaldo?

El Sueldo Anual Complementario (SAC), o aguinaldo para los amigos, es un sueldo extra que se paga a quienes trabajan en relación de dependencia. Este se agrega a las remuneraciones que te corresponden por tus tareas a lo largo del año. Si bien el total depende de lo ganado cada mes, se abona dos veces al año, en junio y en diciembre. Lo correcto es decir que recibimos dos medios aguinaldos.

¿Cuándo se cobra el aguinaldo 2024 en Argentina?

Acá la que manda es la Ley 27.073, la cual indica que el medio aguinaldo puede pagarse hasta la última jornada laboral del mes de junio, o sea el viernes 28 de junio. Pero, pero, pero hay un changüí completamente legal que permite pagarlo hasta cuatro días hábiles después. En este caso hay tiempo hasta el jueves 4 de julio.

¿Cómo se calcula el aguinaldo?

Calcular el aguinaldo 2024 es igual que calcular el SAC de cualquier año. No hay mucha magia ni misterio, pero sí expectativas. ¡Se entiende!

Para saber cuánto es el aguinaldo 2024 que te corresponde tenés que tomar tu mejor sueldo neto de los últimos seis meses (contando junio, obvio) y dividirlo por dos. Fin. Seguro te estás preguntado si en serio es tan fácil, y la respuesta es sí. Mayormente, en la versión resumida e ideal.

En realidad el cálculo oficial establecido por la Ley de Contrato de Trabajo dice que tenés que tomar el 50% de la mayor remuneración mensual dentro de los dos semestres que terminan en junio y diciembre, ya que el SAC equivale a 1/12 de todas las remuneraciones percibidas durante el año calendario y te lo pagan en dos cuotas. Que es, básicamente, lo mismo que dijimos en el párrafo anterior.

Obviamente, también hay otras maneras de hacer el cálculo que te pueden venir muy bien si tenés una antigüedad menor a seis meses en tu trabajo, y tenés que sacar el proporcional que te corresponde:

  • Dividí tu mejor sueldo a la mitad, volvé a dividir ese monto por seis y después multiplicá el resultado por los meses que llevás trabajados (contando diciembre, no cuelgues)

  • O multiplicá los meses que trabajaste por la mitad de tu mejor sueldo mensual, y el resultado dividilo por seis.

¿Qué entra y qué no en el cálculo?

  • Horas extra: entran, y tenés que sumarlas al sueldo mensual que correspondan.

  • Conceptos no remunerativos: no entran, incluso aunque te los paguen con el salario. Por ejemplo: licencia por maternidad, licencias sin goce de sueldo, prestaciones durante licencias por accidente de trabajo, salario familiar y beneficios sociales.

  • Bonos y gratificaciones: entran, aunque tienen que ser cuantificadas en forma proporcional a los meses trabajados en el período tomado para el aguinaldo. Atenti, los bonos no se incluyen si ya se abonó el SAC de dichos conceptos.

  • Plus vacacional: entra, porque es un concepto remunerativo.

  • Reajustes salariales: entran, pero solo se considera la diferencia ajustada de forma retroactiva al mes que corresponde el pago.

¿El Impuesto a las ganancias afecta el aguinaldo?

Las personas empleadas en relación de dependencia alcanzadas por el Impuesto Cedular (excepto Directores Titulares), quedan gravadas cuando perciben más de 15 salarios mínimos mensuales que, para el primer semestre 2024, asciende a $2.340.000 brutos.

¿Cuál será el tratamiento si se aprueba la media sanción de la Cámara de Diputados?
El proyecto de ley elimina la exención del aguinaldo mencionada precedentemente, pero por otra parte incorpora una nueva deducción adicional equivalente a la doceava parte de las deducciones por ganancia no imponible, deducción especial y cargas de familia que resulten aplicables al empleado. De esta manera, la eliminación de la exención no tendría un efecto práctico.

¿En qué puedo usar el aguinaldo?

Es bastante incómoda la palabra “depende” porque no se hace cargo de nada, pero por favor permitinos usarla en este contexto. Si el bolsillo está transitando por un período de tranquilidad y hasta comodidad, seguro podés incluir en el horizonte darte un gustito. Ahora, si tenés deudas, hay que definir las prioridades.

  • Si tenés deudas, usar la plata del aguinaldo para saldarlas puede ser una buena idea. En este punto es crucial que analices la tasa del préstamo, o el CFT del instrumento que sea. Digamos que no es lo mismo que te hayan prestado a una tasa del 35%, que del 110%. Si tu caso es el primero y estás en condiciones de pagar mes a mes la cuota, tal vez te conviene invertir el aguinaldo para que genere ganancias a tasas más altas que el 35%, y seguir pagando al ritmo que lo venís haciendo. Si te alcanza para cancelar el préstamo completo o adelantar cuotas, no está mal que lo hagas y puede darte paz mental.
    Ahora, si te prestaron a una tasa más elevada estaría divino que puedas pagar la deuda, porque el BCRA redujo las tasas de interés de los instrumentos de inversión, por lo tanto si ponés tu plata a trabajar, no va a generar al mismo porcentaje que lo que te cobran el préstamo (que ya tiene una tasa de interés prepactada).
  • Los plazos fijos no pasan por su mejor momento. Pagan tasas que rondan el 30%, y tu plata queda atrapada por un mes, como mínimo.
  • Dólar MEP. Es completamente legal y tiene muy pocas restricciones. Hoy en día se adquiere desde el teléfono, sin mucha ciencia. Datazo: si planeás hacer compras en moneda extranjera con la tarjeta de crédito, en este momento conviene pagar ese consumo con dólar billete, ya que resulta más barato que el dólar tarjeta.
    Cómo comprar y vender Dólar MEP en Naranja X
  • Cuenta remunerada. Que los pesos no pierdan valor y generen ganancias diarias, ya no es una opción, es una obligación.
  • Si tenés un perfil inversor más agresivo, podés pispear algunos bonos. No es difícil comprarlos, pero requiere un poco de análisis de rendimientos pasados. No descartes solicitar asesoramiento profesional.
  • Comprar un viaje. Por suerte están volviendo las cuotas. ¡Si son sin interés nos gustan más todavía! Viajes Naranja X hace rato que está ofreciendo financiación en paquetes que incluyen actividades, transporte, y alojamiento. Podés armar algo lindo dentro de Argentina, inspirate por acá.
    También hay opciones a buen precio para viajar al exterior, solo que en ese caso cuando te llegue el resumen de la tarjeta, se paga en una cuota ese consumo.
  • Arreglar la casa. Vos sabés mejor que nosotros si anda haciendo falta arreglar una pared con humedad, cambiar alguna grifería, darle una mano de pintura, o colocar algún artefacto de iluminación. Y acá prestanos un toque de atención: hay promos de hasta 20% de descuento y 6 cuotas sin interés en muchos locales pagando con la tarjeta de crédito Naranja X. Ya te explicamos muchas veces el truquito, pero va de nuevo. Pagás con la tarjeta, y esa plata la invertís para que genere ganancias mientras vas pagando las cuotas -que ya tienen un precio congelado- mes a mes. Podés entrar acá y comprobar en el filtro “construcción” qué comercio tenés cerca.
  • Actualizar tu fondo de emergencia. Damos por hecho que ya lo arrancaste, ¿no?
  • Cambiar el colchón. La vida es otra cuando se descansa bien. Y atenti, los colchones tienen un precio considerable, así que está bueno planificar la compra. ¡También hay hasta 12 cuotas sin interés! Incluso pagando con Naranja X en Simons tenés un 10% de descuento. Chequealo acá.
  • Invertir en capacitación para progresar. Estudiar y aprender no solo te va a dar satisfacción personal, sino que puede abrirte muchas puertas en el mercado laboral.
  • Salud. ¿Estuviste postergando algún estudio médico porque tu obra social no lo cubre? ¿Tenés pendiente la compra de esa crema que te recetaron en Dermatología pero te resultaba costosa? ¿Necesitás unos masajes descontracturantes?
  • Donaciones. Una vez, apenas este blog vio la luz en el año 2021, una persona nos comentó la nota del aguinaldo diciendo que una buena forma de destinar un ingreso extra es ayudando. En aquel momento no se nos había ocurrido, sinceramente. Es un lindo gesto, y puede hacer la diferencia.


Si con tantas ideas, ya lo gastaste antes de tenerlo en la cuenta, te pedimos por favor que planifiques. ¡Evitá los gastos impulsivos! Armate un plan simple para usarlo de manera inteligente. Por ejemplo:

50% para ahorro

30% para deudas

20% para gastos personales.

Arriba, arriba los ánimos y los corazones. Ojalá que cada persona trabajadora que lea esta nota, reciba una justa gratificación por su esfuerzo este mes.

¿Nos contás qué te pareció este contenido?

Promedio 5 / 5. Cantidad de votos 45

Todavía no hay votos, ¡es tu oportunidad de primerear!

Nos rompe el corazón que la nota no te sirva

Danos la chance de mejorar, porfa.

¿Tenés alguna sugerencia? ¡Te leemos!