Tiempo estimado de lectura: 2 min

¡Aguinaldo ya te siento! Se viene esa platita extra que es como una brisa de aire fresco en medio del calor de diciembre. ¡Pará, pará, pará! ¿Como que ya estás corriendo a patinártelo? Danos una chance, tenemos algunas ideas para aprovecharlo posta, posta. 

  • Deudas, ¡fuera! Si te incomodan las altas tasas de interés de una deuda que tenés, es el momento de espantarla. Usá el aguinaldo para cancelarla y arrancar enero haciendo borrón y cuenta nueva.

  • Objetivos 2022. Las últimas semanas del año son claves para planear qué querés proyectar para los próximos 365 días. ¿Tenés pensado cambiar el auto? ¿Hacer una remodelación en casa? El aguinaldo puede ser el punto de partida para ahorrar. Antes de brindar el 31, tomate un ratito para sacar cuentas y ordenar tus finanzas personales. ¿Cómo anda ese fondo de emergencia? Si todavía no lo empezaste o está medio flaco, es un momento oportuno para que le dediques un poco más de atención y arranques el nuevo año con un colchoncito. 

  • Si hay ahorro, hay inversión. Es fundamental que esos pesitos sagrados que lograste juntar, no pierdan valor. Indagá sobre las distintas formas de invertir tu plata para que te rinda, según el riesgo que te animes a asumir. Podés optar por fondos comunes de inversión, criptomonedas, el mercado de valores, o en moneda extranjera. Cada opción tiene sus beneficios: te recomendamos diversificar, es decir, poner un poquito en cada porción de la torta, teniendo en cuenta los plazos en los que vas a poder encontrarte con tu plata.  

  • Atenti con las tentaciones. Suena interesante recibir el aguinaldo y usarlo para darte un gustito. Lo sabemos. Se te viene a la cabeza la frase “para algo trabajo”, ¿no?. Si estás con muchas ganas de comprarte eso que deseás hace tiempo, preguntate si ese gasto compromete tu situación financiera. Si es inofensivo y encima te deja un restito para ahorrar o pagar deudas, ¡avanti!

  • Resolvé pendientes. ¿Te hartaste de esa canilla que gotea? ¿A veces pensás que la mancha de humedad en la pared te habla? ¿El auto tiene las cubiertas lisas? Si venís postergando la solución a problemas de este tipo, resolverlos con el aguinaldo sería una jugada maestra.

Es importante que seas estratega con tus decisiones financieras para que tengan un impacto positivo en tu futuro. Planificación, ahorro e inversión son tres pilares fundamentales para llegar a fin de mes, tener un respaldo ante cualquier imprevisto, y darte algún que otro gusto.  

Por último, no te olvides que en estos días de muchas compras, además de cuidar tu bolsillo, ¡también podés cuidar al planeta!

¿Se te vienen a la cabeza otros buenos usos para el aguinaldo? ¡Te leemos!