4.7
(7)

El sueño de cualquier negocio o emprendimiento es tener esa “R” chiquita, la que está dentro del circulito, al lado de la marca. Bueno, y tener éxito, obvio. Pero ese símbolo que indica una marca registrada es un pequeño gran paso hacia esa formalización. Ahora bien, para esto, efectivamente tenés que registrar una marca. Tu marca.

Pero es más fácil decir que hacer, y cuando de trámites se trata, es habitual creer que te vas a meter en el laberinto de la burocracia. Por eso armamos esta nota, para ayudarte y que puedas registrar una marca bien chill.

Dónde, cómo y por qué: el detrás de escena del registro

Primero lo primero: ¿dónde se registra una marca? En el INPI Argentina. O sea, el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual, ni más ni menos que el organismo estatal responsable del registro de marcas y patentes en nuestro país.

Una marca es el signo distintivo que permite diferenciar tu negocio de otros, y lo identifica como algo de tu propiedad. Lo mismo con los productos y/o servicios que comercialices: si tienen tu marca, es evidente que son parte de tu empresa o emprendimiento.

Registrar la marca es lo que te garantiza la propiedad, por lo que podés impedir que otras personas o empresas comercialicen con la misma firma o usen un nombre similar, lo que puede provocar confusión. En pocas palabras: protegés lo que es -oficialmente- tuyo.

¿Qué podés registrar como marca?

  • Una o más palabras, tengan o no un contenido conceptual (libertad para dejar fluir la creatividad).

  • Dibujos, emblemas, estampados, sellos, imágenes, y combinaciones de colores. A nivel gráfico y visual, lo que se te ocurra, siempre y cuando esté ligado a tus productos y/o servicios.

  • Envoltorios y envases.

  • Claims, frases publicitarias, letras y números por su dibujo especial, combinaciones de letras y números.

Básicamente, cualquier signo puede ser registrado como marca, siempre y cuando tenga capacidad distintiva y no haya sido registrada anteriormente. Nada de plagios, eh.

En este sentido, y formalmente, las marcas pueden ser:

  • Denominativas: solo palabras, letras y/o números.

  • Mixtas: palabras y logo.

  • Figurativas: solo logo o diseño.

  • Tridimensionales: solo si es una forma muy característica.

  • Sonoras: melodías distintivas que puedan representarse gráficamente.

  • Olfativos: fragancias exclusivas.

  • Otras: de posición, táctil, combinación de colores, ropa de negocio, etc.

5 pasos para registrar una marca

Lo primero que vas a necesitar es cumplir todos los requisitos de partida. Es decir, declarar un domicilio legal electrónico, ser mayor de edad, contar con Clave Fiscal nivel 2, y vincular el servicio del INPI en tu cuenta de AFIP para registrarte en el portal.

Si el trámite lo va a hacer una persona apoderada, tiene que tener una copia firmada del poder vigente diciendo que es fiel a su original y con carácter de declaración jurada. En cambio, si lo hace una persona jurídica, tiene que presentar declaración jurada sobre las facultades del firmante, en la que se detallan los instrumentos societarios.

Ahora sí, ya tenés los papeles listos, así que es hora de arrancar el trámite.

  1. Buscá si la marca que querés registrar está disponible. O sea, que no fue registrada con anterioridad por otra persona. Para esto, podés usar el buscador de marcas del INPI sin costo, solicitar la búsqueda en el área de Información Tecnológica del INPI o usar TMView, una plataforma gratuita que te muestra información actualizada sobre marcas.

2. Ingresá al portal de trámites con tu Clave Fiscal y empezá a cargar los datos cuidadosamente. Hay instructivos que te ayudan en esto, tranqui. Eso sí, entrá a “Marcas > Trámites > Solicitud Nueva”, indicá el tipo de marca y seleccioná la clase a la que pertenece. Informá la titularidad de la marca y hacé las observaciones que consideres necesarias.

3. Firmá el formulario de forma electrónica.

4. Pagá el trámite. ¿Cuánto cuesta registrar una marca en Argentina? Actualmente, el trámite parte de los $2210. Chequeá los aranceles acá.

5. ¡Y listo! Ahora te queda hacer el seguimiento de la solicitud a través del portal. Cuando te concedan la marca, te va a llegar un email con un código alfanumérico para que descargues el título digital de propiedad. ¡Paciencia! Esto lleva 24 meses. Sí, dos años, salvo que la marca pase por la etapa de estudio simplificado, en cuyo caso solo va a tardar un año. 

Así que ya sabés: para registrar una marca no hacen falta muchas cosas, pero sí paciencia. Y bastante. Pero, ¿qué no hacés por tu negocio, idea, o emprendimiento? La buena noticia es que después te podés olvidar de las renovaciones por 10 años. Y el placer, orgullo, y tranquilidad de ese circulito con la “R” no te los saca nadie.

¿Intentaste registrar una marca en Argentina? Si es así, ¡porfa contanos cuánto tardó! Queremos lanzar cuanto antes “El gato con gotas”, nuestro suplemento hidratante para michis.

¿Qué expresión aprendimos en esta nota? 

Chill: significa frío en inglés, pero de acuerdo al contexto se convierte en un adjetivo para calificar a algo de relajado o divertido. 

¿Nos contás qué te pareció este contenido?

Promedio 4.7 / 5. Cantidad de votos 7

Todavía no hay votos, ¡es tu oportunidad de primerear!

Nos rompe el corazón que la nota no te sirva

Danos la chance de mejorar, porfa.

¿Tenés alguna sugerencia? ¡Te leemos!